Flor de Romero en Enero

Flor de Romero en Enero

 

florRomero

 

Hace unos días apareció la primera “flor de romero” de este año.

Es una flor pequeña y delicada, de color violeta. Ha salido por la luz que ya hay a diario a pesar de que esté nublado o haga frío.

Sus flores se llevan mejor con el tiempo cálido y fresco a la vez. Por eso sobre todo aparecen en la primavera desde febrero hasta mayo, y después en octubre.

Las calorinas no le sientan bien y es por eso por lo que en cuanto hace más de treinta grados, la flor comienza a secarse, y se marchita.

La aparición de estas flores es un indicador del inicio en la incipiente aparición de insectos los cuáles se alimentarán de su néctar.

Toda suerte de abejas, moscas y otros insectos, a la vez que se alimentan de ese néctar, polinizarán, según avanza la estación, todas las plantas florales que surgen.

En octubre además favorecen la alimentación de mariposas y polillas de otoño.

No obstante, la aparición de estas flores es cada vez más temprano.

En diciembre aparecieron ya las primeras margaritas, otra vez unas semanas antes.

Debido al cambio de estaciones y las variaciones de clima que sufrimos hace no demasiado, ocurre que muchas especies no hibernan. Los climas suaves que tenemos producen pocas heladas y clima frío de corta duración.

Eso lleva a la vez a la floración prematura o continuada de especies que sustentan a esos insectos, y por tanto a aves que en muchos casos no migran.

Así, por una parte es bonito ver cómo aparecen flores que anuncian la llegada de la primavera pero por otro lado no es una señal habitual ya que apenas hemos tenido invierno aunque aún quedan dos meses de estación.

También puede ocurrir que el invierno se alargue como en otros años en donde hizo tiempo fresco hasta bien entrado el mes de Julio. O bien pudiera suceder que haga calor temprano igual que sucedió el año pasado comenzando la primavera a mediados de febrero que encadenó con un verano que casi ha llegado al mes de noviembre pasado.

El tiempo es siempre cambiante y no sigue unas reglas fijas. Depende de cada año y de las inercias de años anteriores, a parte de su relación con el resto de clima planetario y los cambios que se producen en la actualidad.

La naturaleza se rige por la única regla que es “la supervivencia”. Se adapta a los cambios según estos aparecen empleando los mecanismos necesarios y suficientes para tener éxito y sobrevivir.

 

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.aguadul.eu

http://www.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com

 

Links de Interés:

www.terraecozen.com

www.jardinesdesemiramis.com

www.aguas.bio

www.salutaris.online

 

compartir
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *