Flores en el Desierto

Flores Desérticas

 

floresDesierto

 

Estamos acostumbrados a pensar en la floración de las plantas como un hecho exclusivo de las plantas mediterráneas, y nos choca un poco encontrarnos con plantas que florecen bajo un frío intenso o un calor abrasador

En este caso me referiré a las plantas desérticas. Algunas pasan todo el año de manera inadvertida creciendo sus hojas o prolongando sus tallos, y tal vez en algunos casos creando a su alrededor pequeñas colonias replicando esas mismas estructuras.

Sin embargo, con las últimas lunas de invierno y las primeras de primavera comienza la floración de plantas que hasta ese momento parecían sólo ofrecer el color verdoso de sus hojas.

En unos casos crece desde la base o desde el centro de sus hojas un tallo largo que de manera arbolada produce una cascada de flores que se abren de modo descendente.

Otras veces esas flores salen de entre las espinas de la cactacea y producen flores de distinto colorido.

Y en otros casos su floración se produce de manera similar a la de las plantas habituales de modo que en la prolongación de las nuevas hojas se desarrollan delicadas estructuras que terminan generando pétalos de color.

Por lo general los colores más frecuentes son el amarillo, rosado y anaranjado.

En unos casos, si la planta lo permite, dará un fruto que a veces es comestible. Uno de los ejemplos más cercanos lo podemos encontrar en las Chumberas en dónde antes de que crezca el fruto aparece una flor enorme de color amarillo o bien naranja con unos pétalos grandes.

Estas flores sirven de alimento a especies que se nutren de su néctar lo cuál favorece a su vez a la polinización de la misma.

 

cardo

 

Las fechas en las que se produce esta floración a finales de invierno y primeros de primavera es debido a que más adelante las condiciones de supervivencia son muy duras y no sería posible que sus flores sobrevivieran un solo día. Por eso se produce en un momento de clima más favorable.

De todos modos muchas veces depende del clima propio en dónde crecen estas plantas y de los microclimas a los que están sometidas.

Existen por todo el planeta desiertos de todo tipo. Unos son arenosos sin apenas sombras, otros son rocosos, existen desiertos helados en lo alto de macizos montañosos, y desiertos al pie de vergeles y oasis.

En toda esta variedad de desiertos las plantas desérticas han sabido desarrollar mecanismos de ahorro de agua y modos de alcanzarla mediante sus raíces por muy lejos que ésta esté. Un ejemplo de este tipo de supervivencia lo ofrece el Lentisco, una planta con tallos gruesos como una zarza, todo lleno de espinas largas y muy duras para protegerse de predadores, donde sus raíces alcanzan más de ochenta metros de profundidad.

Esto permite a esta planta aprovechar el agua del subsuelo y acuíferos que se llenaron con las aguas que cayeron de modo torrencial y se depositan en este lugar según la geología del terreno.

Así, con este aporte de agua, el Lentisco puede garantizarse un crecimiento continuado ofreciendo una floración regular cuando llega la estación del año adecuada.

Otro ejemplo es el del Abrojo o Cardo el cuál, está bajo tierra durante un año acumulando reservas de agua y nutrientes. Crea un sistema de raíz que retiene estos recursos de manera que cuando dispone de los mismos en cantidad suficiente, lo cuál ocurre cada dos años, crece, aprovechando la llegada de la primavera, por lo general en el mes de marzo o abril, construyendo un tallo cada vez más largo y grueso que puede alcanzar más de dos metros de altura.

Finalmente, en sus extremos, aparecen flores de color violeta que atraen a toda clase de insectos y pequeñas aves.

Lo más sorprendente de este proceso es que aunque ya en ese momento en el que inicia su crecimiento no hubiese lluvias o aporte de agua, su desarrollo sería el mismo ya que depende de sus reservas acumuladas en el último año y medio para garantizarse una floración a los dos años.

Son estos algunos ejemplos de cómo las plantas del desierto han ideado mecanismos de supervivencia para adaptarse a un entorno duro sin perder sin embargo su belleza natural y logrando competir en floración con las demás plantas que viven en entornos más amables.

 

chumbera_flores

 

 

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.aguadul.eu

http://www.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com

 

Links de Interés:

www.terraecozen.com

www.jardinesdesemiramis.com

www.aguas.bio

www.salutaris.online

compartir
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *